logotype
telefono_gr

Está usted en: Eurobilbao Servicios Fichero de morosos

lunes 22 de julio del 2019 09:25


Quiero solicitar un préstamo y mi banco no me lo da porque estoy en lista de morosos


Es evidente que un crédito no se lo dan a cualquiera. Lo normal es que la banca quiera asegurarse de recuperar el importe del crédito, para lo cual tiene muy en cuenta que su cliente tenga ingresos y que mantenga un buen historial como pagador.

Para conocer esto último existen los registros de impagados: listas donde los acreedores dejan constancia de quien no ha sido un puntual pagador. Los impagos se procesan de forma automática, sin tener nunca en cuenta si ha podido existir algún motivo para que se haya producido el impago.

Tanto si se es solicitante de un préstamo, comprador de vivienda o si se es vendedor le interesa conocer la información acerca de las principales listas de morosos que se utilizan en España y en Europa (ASNEF, EXPERIAN y RAI).

Estas listas son la referencia de muchas entidades bancarias a la hora de conceder préstamos o hipotecas, por lo que su aparición en ellas es muy negativo para usted, o la aparición de su comprador, en el caso de que vaya a vender, es un aspecto que debe plantearse y tener en cuenta.

Aparecer en una lista de morosos no es tan infrecuente, ni de personas que no tienen dinero, como muchas veces se piensa. Compañías telefónicas y empresas que domicilian recibos, entre otros, tienen sistemas automáticos que dan de alta en estas listas cuando ha fallado el pago de una cuota, muchas veces sin que el cliente tenga la culpa, y sin que se entere.

En muchas ocasiones, estas listas de morosos se nutren de información de impagos publicados en Boletines Oficiales por las administraciones públicas, pero no así de las informaciones de pago, por lo que le anotan pero luego no le borran.

En EUROBILBAO Soluciones Financieras sabemos como hacer que desaparezcan totalmente todas sus incidencias, gestionando de forma rápida y económica el ejercicio de sus derechos, logrando que vuelva a disfrutar de un expediente de pagos absolutamente limpio.